sábado, 25 de julio de 2015

Grabación en mi Home Studio: Octopus´s Garden

Hola amigos, hoy os voy a hablar de mi última grabación en mi Home Studio estrenando mesa de mezclas nueva: Fostex VF160.

Después de varios años sin grabar nada decidí retomar esta actividad después de vender mi antigua Fostex X-77 de cuatro pistas analógica, que tan buen resultado me dió y hacerme con una grabadora digital a 16 pistas Fostex VF160, me puse manos a la obra.

Decidí hacer un cover de una canción de The Beatles: "Octopus´s Garden", pero procurando respetar en la medida de lo posible la versión original. Yo toco todos los instrumentos y canto todas las voces en la grabación.


Curiosamente se trata de una canción compuesta por Ringo, algo nada habitual en The Beatles, pero siempre ha sido una de mis preferidas, no se si por el fantástico solo de guitarra de Harrison, la propia melodía de la canción, la guitarra arpegiada de Lennon, o los coros de Harrison y McCartney.

Me ha parecido que puede resultar interesante explicar en este blog el proceso de grabación paso por paso, aunque habrán lectores que lo conozcan perfectamente porque ya estén familiarizados con ello, también habrán otros que lo ignoren y quizás les guste conocerlo.

Primer paso, localizar los instrumentos y voces que intervienen en la canción y ver que hacen cada uno de ellos.

Nos encontramos con la voz principal de Ringo a la que se unen al final de cada estrofa las voces de Paul y de George haciendo armonías altas, la más alta en falsete. Además hay dos voces de coros que acompañan a la voz principal a partir de la segunda estrofa. Al final de la canción hay cinco voces sonando simultáneamente.

En cuanto a los instrumentos podemos apreciar el bajo y la batería, una guitarra rítmica arpegiando durante toda la canción que se oye por el canal izquierdo, la guitarra solista que da comienzo y final a la canción además del solo central y continuos fraseos intercalados, un piano en mitad de cada estrofa y un sonido de burbujas durante el solo central de guitarra.

Pues nada a grabar. Ajusto el metrónomo y grabo la guitarra arpegiada para que me sirva de base a la canción, para esto utilizo mi Gibson les Paul Classic con un micrófono del amplificador a la mesa.

Seguidamente añado la línea de bajo utilizando mi Hofner violin con una caja de inyección. Posteriormente grabo la línea de batería, tocada en una batería digital Casio LD-80.

Le toca el turno a una de las partes más peliagudas de esta canción, la guitarra solista. Los solos de guitarra de este tema están interpretados con gran maestría por Harrison y son una parte muy importante de la canción. De hecho empieza con una frase de guitarra a la que se le unen el resto de instrumentos en el tercer compás. Para esta guitarra utilicé mi Fender Stratocaster American Standard, también con micrófono del amplificador a la mesa.

Como último instrumento grabo la parte de piano utilizando un Casio CTK900.

Siempre dejo para el final las voces. La primera que grabo es la voz principal a la que le siguen las otras dos armonías formando un trío al final de cada estrofa. Posteriormente añado los coros.

Y como toque final grabo los efectos de burbujas que se oyen durante el solo central de guitarra. ¿Que como lo grabo?, muy fácil, de la misma forma que lo hicieron los Beatles. Utilizando un vaso de agua y una pajita cerca del micrófono.

A continuación viene un paso importantísimo y al cual hay que prestarle tanta atención y concentración como si de la grabación de otro instrumento/voz se tratara. Es un momento crucial del proceso: la mezcla final.

Tenemos cinco instrumentos y cinco voces grabadas más el efecto de burbujas, para esto hemos utilizado once pistas. Se trata de mezclarlas todas con sus volúmenes y ecualizaciones adecuadas utilizando los potenciómetros de la mesa de mezclas de forma que salga todo por dos canales stereo que se podrán escuchar en un equipo de música convencional o en un ordenador.

Primero hay que seleccionar que pistas (voces o instrumentos) van a sonar por el canal izquierdo, derecho o ambos en la mezcla final.

Después hay que añadirle efectos (reverb, chorus, etc) a cada pista utilizando el procesador de efectos de la mesa y asignarles el volumen adecuado de forma que todo suene equilibrado y ningún instrumento sobresalga excesivamente por encima de los demás o bien esté demasiado bajo de volumen.

Para efectuar la mezcla conecto la mesa mezcladora a mi ordenador y utilizo un software para captar y editar sonido llamado Soundforge.

Una vez obtenida la mezcla, después de varios intentos que no terminaban de convencerme, obtengo un archivo WAV stereo con la canción que se puede escuchar en un ordenador.

¿Ya he terminado?, pues no. Ese archivo hay que masterizarlo, es decir darle el toque final. Hay que comprimir, si es necesario; para que los picos de volumen de la canción no resulten demasiado altos con respecto al resto de la canción, volver a darle ecualización ya general añadiendo o restando graves, medios o agudos en función de lo que necesite la canción y por último normalizarlo, esto es subir la canción al máximo de volumen posible sin llegar a la distorsión. Para todo estos procesos utilizo el software que mencioné antes, el Soundforge.

¡ Ya tenemos la canción terminada ! y lista para escucharla, subirla a internet, grabarla en un CD o lo que se quiera hacer con ella. Como veis es un proceso largo y laborioso pero merece la pena pues cada paso se hace con pasión y cariño y el resultado final es gratificante.

Naturalmente he pensado que os gustaría escuchar el resultado final, para lo cual solo tenéis que pinchar en el siguiente enlace. Espero que os guste.


https://soundcloud.com/carlospedrero/octopuss-garden

No hay comentarios:

Publicar un comentario